Gracias Angel Nieto, porque nos has dado tanto por tan poco

Se repiten las palabras gran deportista, compañero, pero sobre todo gran amigo. Con la voz entre cortada, los pelos de punta y los ojos embriagados en tristeza con ese amargo sabor de pérdida que últimamente no es tan familiar. Deportistas de élite, aficionados, fans y enamorados del motociclismos volvemos a unirnos en torno a una misma línea de meta, no para celebrar una victoria, sino para despedir al que ha sido y será una de las Leyendas más emblemáticas que ha dado este deporte. Gracias Angel Nieto.

Gracias Angel Nieto por darnos tanto a cambio de tan poco. De tu puño y talento dejaste firmado un palmarés brillante, una dosis cada vez más alta de superación, un más que gran empujón a MotoGP. Te ganaste a pulso ser uno de los más laureados a quien todavía no han podido dar caza con esos 12 +1, porque nosotros también somos algo supersticiosos.

Gracias Angel Nieto por convertirte en esa figura, ese ídolo admirado por todos, especialmente por nuestros luchadores del momento, que se dejan la piel cada vez que el semáforo da el pistoletazo de salida. Todos y cada uno de ellos, enamorados del motociclismo, que han querido demostrar la admiración y el cariño que con muy poco sembraste en ellos. Has sido ese gran padre como el que quieren ser de mayor.

Y gracias de nuevo Angel Nieto por estar comentando para nosotros todas y cada una de las “estrategias de batalla” que se vivían en el asfalto cada domingo de carrera. Porque esos domingos que siempre han sido tan especiales, ya dejaron de ser lo mismo sin ti.

Las pasiones se llevan en la sangre, recorriendo hasta los rincones más escondidos de nuestro cuerpo. Muchos las persiguen con euforia tratando de alcanzarlas, pero son muy pocos lo que abrazan la gloria al conseguir alcanzarlas como tú lo lograste en MotoGP. Pero parece que finalmente has tenido que ascender al Olimpo de los Dioses, quizás de una forma prematura, demasiado para nosotros que todavía no hemos aceptado tu partida.

Pero desde lo más alto, en nuestro infinito y hermoso universo, tu luz seguirá iluminándonos porque la inmortalidad, el no caer en el olvido tras abandonar este mundo, sólo está al alcance de unos pocos y tú eres LEYENDA. Descansa en paz Angel Nieto.

Comparte y dale gas en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *