Victoria de Rossi, Dovizioso líder de la general… Analizamos el GP de los Paises Bajos

Si hay algo que mejor resume el resultado de una carrera es la imagen del podio, la celebración de la victoria bañada con las gotas doradas del cava. Con su más que conocidísimo mono azul y amarillo y con el 46 por bandera, después de un año y veinte días, Valentino Rossi volvió a tocar la gloria, sólo que esta vez fue la Catedral la que le vio ascender a lo más alto.

Pero ‘Il Dottore’ no ha sido el único gran protagonista de la cita en Assen, ya que tras el resultado en Cataluña todas las miradas se centraban en la triada del momento: Maverick Viñales, Marc Márquez y Andrea Dovizioso. El primero debía luchar para mantenerse como máximo líder de la general, mientras los otros dos se postulaban como candidatos a arrebatárselo, con Márquez como gran favorito. Y es que si las circunstancias eran propicias, sobre todo si la cita estaba pasada por agua, todo apuntaba a que Viñales podría despedirse de nuevo de su trono.

Con todas las quinielas hechas a la espera de ver el resultado, el domingo de carrera volvió a sorprendernos de nuevo, como lleva haciendo desde que comenzó el mundial en Qatar. Partiendo de la primera pole de Johann Zarco en su primera temporada en MotoGP, muchas son las claves a analizar en una carrera flag to flag donde algunos pagaron la novatada y otros cometieron errores no permitidos tras años de experiencia en MotoGP.

Suspenso para Viñales

El de Yamaha llegaba a Assen como líder de la general, pero tras los resultados cosechados en las citas anteriores, la distancia con el segundo en la clasificación se había reducido a tan sólo 7 puntos. “Hemos estado regalando puntos” sentenciaba el de Roses, para repetirse posteriormente lo necesario que era remontar el domingo para volver a escaparse de sus perseguidores.

Pero lo cierto es que la Yamaha todavía se le resiste en asfalto mojado, lo que le llevo a una decimoprimera posición en la parrilla de salida que se hacía algo difícil de salvar. Tras apagarse la luz del semáforo y comenzar a rodar, a base de constancia poco a poco fue recuperando, para dejar detrás a Crutchlow, Bautista, Dovizioso… Faltaban tres vueltas para llegar al ecuador de la carrera, tenía la mitad del trabajo hecho y ya rodaba quinto pero, su aventura no tardó en terminar. En uno de los cambios de dirección se le cerró el tren delantero y se fue al suelo en una fea caída que, de no ser por la rápida reacción de Dovizioso, podría haber terminado en algo peor. Viñales quedaba fuera de juego con un cero en el marcador que sentenciaba la pérdida del liderato del mundial.

Johann Zarco, Jorge Lorenzo y el “flag to flag”

Prácticamente durante un tercio de la carrera, Johann Zarco aprovechó su ventaja como poleman para dominar la cita, hasta que Valentino Rossi decidió que su “momento de gloria” había durado demasiado. Un adelantamiento del italiano al piloto francés que volvió a dejarnos el segundo toque entre ambos, cuando Zarco trató de volver a recuperar su posición inicial. Toque que hizo descender al piloto del Tech3 hasta la cuarta posición rodando tras Petrucci y Márquez.

Mientras tanto en la decimotercera posición rodaba el de Ducati, Jorge Lorenzo, junto al recién incorporado al mundial Alex Rins. Se mantenían inmutables cuando a falta de 8 vueltas para el final, la lluvia hizo acto de presencia por lo que se ondeó bandera blanca. Y ante la opción de cambiar de montura Zarco, Lorenzo y Rins entraron al box a por neumáticos blandos. Mala decisión que a quién pasó mayor factura fue al piloto francés, que descendió más de diez posiciones que luego le fue imposible remontar.

La gloria de Valentino Rossi acechada por Petrucci

Al igual que para su compañero de equipo, un buen resultado en la cita de Assen era primordial para Rossi, por ello no tardó en ponerse en cabeza para dominar más de la mitad de la carrera. A pesar de que trataba de descolgarse del grupo, de cara a las últimas vueltas, Petrucci se convirtió en su sombra. A falta de las últimas cinco vueltas se desarrollaba una doble batalla, los pilotos italianos se jugaban la victoria mientras Márquez y Dovizioso trataban de hacerse con el podio hasta que de la nada salió Crutchlow para colarse en la pelea.

El pulso entre Petrucci y Rossi estaba entrando en la última vuelta, momento en el que había que valorar la importancia de conseguir 20 puntos a arriesgarse a un 0 por caída. Pero Valentino si por algo se caracteriza precisamente no es por ir a lo seguro, y trata de ir a por la victoria hasta las últimas consecuencias, una jugada que en esta ocasión le bañó en cava. Tras un año y veinte días de sequía, tenía más sed de victoria que nunca. No puedo ser en Mugello, ni tampoco en Montmeló, Valentino Rossi tenía que hacer de nuevo suya la Catedral.

Andrea Dovizioso líder de la general

Y sin hacer apenas ruido sumó en poco tiempo más de cincuenta puntos, devolvió la gloria a los ducatistas en casa y ahora lidera la general. El que fue “destituido” como segundo de abordo en el box de Ducati, está sembrando una temporada brillante. El rebufo de la victoria de Mugello le llevó a enlazar un doblete en Cataluña que casi llegó a ser triple en Assen durante varios minutos.

El peligro de Dovizioso apenas era palpable para más de uno, ya que una o dos buenas carreras las tiene cualquiera. Pero el piloto italiano ha cogido impulso para demostrar lo peligroso que puede llegar a ser en la lucha por el título. Por primera vez desde que pasó a competir en MotoGP está liderando la general, una posición privilegiada que no querrá dejar escapar. Sólo nos queda ver con qué resultados nos iremos a las vacaciones de verano.

Comparte y dale gas en: