Marc Marquez no se achanta en Misano y recupera el liderazgo

El GP de San Marino de 2017 será recordado como el Gran Premio de MotoGP de las 80 caídas, tras un fin de semana por agua que ha dado bastante que hablar de cara a la polémica Marc Marquez – tifosi. Pero los aplausos desatados por cada una de las caídas que sufría el de Cervera, no le impidieron ofrecer a los aficionados una carrera espectacular donde se combinaban: riesgo, estrategia y, por supuesto, el talento de Marc Marquez.

Pero la gran actuación de la “hormiguita” de cara a las tres últimas vueltas de la carrera, no fue la única que destacó. A pesar de que una de las monturas del ala dorada encontró el “atajo” de la victoria, la cita del GP de San Marino estuvo dominada por las Ducatis en todo momento: empezando por un precoz aunque caduco Jorge Lorenzo (sólo puedo completar 6 giros) y terminando por un imparable Danilo Petrucci. No obstante pasamos a analizar las actuaciones más destacadas que pudimos presenciar en Misano.

Marc Marquez veni, vidi, vici

En el pasado GP de Gran Bretaña la rotura del motor de su Honda le hizo quedar fuera de juego, quedando relegado a un segundo puesto de la clasificación general que volvía a estar encabezada por Andrea Dovizioso. La diferencia apenas era difícil de salvar pero, tras una jornada de entrenamientos que estuvo condicionada por las caídas, todo apuntaba a que Marc Marquez no lo iba a tener fácil para recuperar el liderazgo.

Ante los antecedentes del piloto de Honda hay que remitirse, y si algo ha demostrado recientemente es que es un hombre de estrategias. Salió al asfalto a rodar a por todas manteniéndose en el grupo delantero, sin modificar la marcha a pesar de los sucesivos sustos que estaba teniendo. El primer “aviso” de lo que estaba por llegar fue la patada que dio al aire y que movilizo a todo su box, Marquez había pedido que le preparasen la moto para rodar sobre seco. Y aunque no se cambiaron las monturas porque el agua se mantuvo sobre el asfalto hasta el final, el de Cervera no perdió de vista en ningún momento a Petrucci, para calcular el momento preciso en el que le arrebataría la primera posición. Un juego que nos gusta y que se hizo esperar hasta la última vuelta.

Misano, territorio Ducati

Roma no se hizo en un día, ni una Desmosedici se dominó en su totalidad en una tarde. Pero sin duda Jorge Lorenzo le está poniendo empeño. Se asegura su puesto en la Q2 y en las últimas carreras le hemos visto rodar en las primeras posiciones, por lo que la mejora con su Ducati es palpable pero… ya sea por suerte o por desgracia, parece que al Balear le cuesta de mantener el ritmo a lo largo de todos los giros. Pero una vez pisado el podio, ganar la primera carrera es sólo cuestión de tiempo.

Lo que Ducati no esperaba, y de esto no nos cabe duda, es que Andrea Dovizioso iba a estar tan cerca de abrazar la gloria. Como es característico del piloto italiano, el propio Dovi explicaba que su personalidad en el circuito tenía dos caras: la del caballo blanco que corre con la cabeza y la del caballo negro que corre con el corazón. Sin duda vimos un corcel blanco rodar el domingo en Misano. Y es que a estas alturas del campeonato, a tan sólo 5 carreras para el final del campeonato, cualquier error por pequeño que sea puede tener grandes consecuencias. Dovizioso decidió que no era momento de arriesgar, por lo que mantuvo el ritmo y terminó tercero, igualado en puntos con el de Cervera.

Pero si la afición italiana tenía un piloto al que animar y aplaudir ese era Danilo Petrucci. Sin hacer apenas ruido no dudo en ponerse por delante del resto de los guerreros de MotoGP, para mantenerse al frente de la cita prácticamente desde el principio hasta el final. Bien es cierto que esta no es la primera vez que Petrucci firma una actuación estelar quedando por delante de las motos oficiales, ni tampoco será la última.

Maverick Viñales se enfrenta a su pesadilla

El binomio Yamaha – Viñales se iba a enfrentar sólo ante el peligro de Misano, ya que el de Figueras era el único piloto que corría en el equipo Movistar Yamaha Team, que decidió que Valentino Rossi no sería sustituido. Parece que el problema para él era menor, que no tuvo problema para volver a firmar la pole de la parrilla de salida, hasta que las nubes grises volvieron a adoptar el protagonismo.

Lluvía y Yamaha es la peor combinación que le pueden presentar a Viñales, que no terminaba de dominar su montura en condiciones de mojado. A pesar de todo supo mantener el tipo y firmar una cuarta posición que le deja tercero en la general a tan sólo 16 puntos de Marquez y Dovizioso.

Dani Pedrosa y el problema del peso

El GP de San Marino ha sido un fin de semana que Pedrosa querrá olvidar. Las condiciones del asfalto junto con sus 17 grados de temperatura ponían al piloto de Honda en aprieto. El problema añadido de los 50 kilos de peso a su 1’58 metros, le complicaba la difícil tarea de conseguir que sus neumáticos se calentaran para conseguir así la adherencia adecuada.  El piloto de Castellar del Vallés se vio obligado a rodar en las últimas posiciones, aunque un pequeño soplo de suerte le hizo terminar dentro de los puntos.

Dani Pedrosa era uno de los pilotos que tenían opciones de poder pelear por el título, por lo que a cada vuelta que completaba a más de minuto y medio del que encabezaba la cita. Aunque faltan 5 Grandes Premios para poner fin a la temporada, tras el resultado cosechado por Dani este fin de semana, las oportunidades de hacerse con la victoria se reducen enormemente.

Los 100 metros lisos de Johann Zarco

Si de algo se va a hablar tras la cita de Misano, es de la carrera que se pegó el piloto francés en los últimos metros previos a cruzar la línea de meta cuando, al quedarse sin gasolina, empujó su yahama a todo correr para tratar de terminar la carrera dentro de los puntos. Y el esfuerzo que realizó Johann Zarco fue sobrehumano, ya que llegó sin aliento e incapaz de dar declaraciones a la prensa.

Quedarse con el depósito vacío no es lo más habitual, pero es una cosa que puede pasar… a pesar del resultado “obtenido”, Zarco ocupa la sexta posición en la clasificación general como mejor rookie del año y el primero de los pilotos no oficiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *