Jorge Lorenzo: de Yamaha a Ducati

Seguramente fue una decisión que le llevó largo tiempo de reflexión hasta que, en el pasado mes de abril, Jorge Lorenzo hacía pública su apuesta por Ducati para las dos próximas temporadas de MotoGP. Esta era la forma en la que el piloto mallorquín terminaba una relación de 9 años con Yamaha, equipo con el que dio el salto a la categoría reina y consiguió tres campeonatos del mundo.

No tardaron en surgir rumores que apuntaban al favoritismo y la prioridad del equipo por Valentino Rossi como la verdadera causa de la marcha de Lorenzo, quien parecía estar dolido ante las supuestas diferencias existentes entre ambos. Un “mal entendido” que él mismo quiso aclarar con la siguiente declaración: «Es un reto intentar ganar con otra moto después de muchos años en el campeonato». A esta motivación personal que achaca como verdadera causa de su marcha, y que nadie pone en duda, se le suman 12,5 millones de euros brutos que va a percibir en Ducati por temporada, sin contar los ingresos por publicidad, derechos de imagen, etc. Desde luego le va a venir bien el cambio de equipo.

Estadísticas de Jorge Lorenzo en Yamaha
Estadísticas: los tres títulos conseguidos por Jorge Lorenzo en sus 9 años en Yamaha.

Pero no todo lo que reluce es oro, la conducción de la Ducati Desmosedici que pilotará Lorenzo las dos próximas temporadas exige un mayor esfuerzo físico en comparación con otras motos, lo que no facilita las carreras y mucho menos la victoria. Varios de sus compañeros de la categoría Reina declararon que no creían que el mallorquín estuviese preparado para Ducati. Para Andrea Iannone el principal problema que podía tener Lorenzo con la Desmosedici era la aceleración al pasar por curva, algo a lo que acostumbra el piloto y que con esta moto termina en accidente. Cal Crutchlow iba más allá en sus declaraciones a motorsport.es: «Si Ducati busca a un piloto que le haga ganar el título de forma inmediata, yo creo que ese piloto no es Jorge Lorenzo».

Desde luego no las tenía todas consigo, pero como bien decía Rossi, aunque se haya tachado de desafío para el mallorquín, «para irse a Ducati hacen falta cojones», y parece que Lorenzo los tiene bien puestos.

Yamaha le impone silencio

A falta de una carrera para poner el broche al mundial de 2016, Yamaha prohibió a Lorenzo hacer cualquier tipo de declaración acerca de Ducati y la Desmosedici, sobre todo tras realizar los test de Valencia, además de no dejarle probar la moto en los test de Jerez. Duras imposiciones que el piloto ha tenido que acatar, ya que “pertenece” a Yamaha hasta la expiración del contrato.  A pesar de todo, Lorenzo quería despedirse de la que ha sido su casa durante tanto tiempo de la mejor manera. Salir por la puerta Grande. El viernes en Valencia, Lorenzo dominaba las sesiones de entrenamientos libres para posteriormente conquistar la pole ¿acaso podía pedirle más Yamaha? No hacía falta, el piloto le regaló la última victoria del mundial: «Este es mi último regalo para Yamaha». Pero lo que quedará grabado en la retina de los fans, es la fotografía de despedida con Valentino Rossi.

Ultima fotografía de Jorge Lorenzo y Valentino Rossi en Yamaha

Su debut en Ducati

Acabado el mundial, para todos sonaba ya MotoGP 2017, sobre todo con los test de Valencia, donde se prestaba especial atención a los pilotos que cambiaban de equipo. Lorenzo marcó un buen tiempo en su estreno con Ducati -aunque la gran sorpresa de los test fue Viñales- ¿mejor de lo esperado por muchos? Posiblemente, aunque parece ser que la casa de Borgo Panigale esperaba mejores resultados. Pero este no ha sido el único cambio destacable del piloto, que dejaba atrás la angelical aureola para tener dos demonios en su logotipo del 99. Intenciones declaradas las del equipo italiano de cara a la próxima temporada, que presume de tener al futuro ganador de este mundial. A pesar de todo, Lorenzo es consciente de la presión a la que va a estar sometido, tiene que cumplir con las expectativas y exigencias que le van a pedir. Ducati tiene una filosofía y una forma de trabajo distinta a la de Yamaha, pero hasta que llegue la primera carrera, tiene tiempo para adaptarse.

Jorge lorenzo-ducati-2017-MotoGp

Comparte y dale gas en: