Andrea Dovizioso hace vibrar de nuevo a los ducatistas en Mugello

A pesar de no haber estado al cien por cien, Andrea Dovizioso ha mantenido la mente fría y se ha alzado con la victoria del GP de Mugello. Alzándose en un podio que han completado Viñales y Petrucci.

Llegaba el momento más esperado de toda la mañana, la carrera de MotoGP. Y Mugello vibraba al son del amarillo de Rossi y el rojo Ducati, a la espera de conseguir el triplete italiano. Tras apagarse la luz roja del semáforo, los pilotos tomaron la salida. Desde la segunda posición  Valentino Rossi aprovechaba la aceleración de su moto para ponerse por delante de Maverick viñales, seguidos por las Ducatis oficiales y las Hondas de Pedrosa y Márquez. Una primera vuelta que ya nos dejaba los primeros adelantamientos dignos de recordar: una espectacular pasada por línea de meta de Jorge Lorenzo que, a pesar de irse un poco largo, aprovechaba la bajada para adelantar a Valentino.

Pero Valentino no tardaba en tomarle la revancha. Mientras tanto, Marc Marquez apenas tardaba una vuelta en adelantar a Dovizioso. Pero como sucede en el circuito italiano cuando los pilotos llegan a la recta de meta, momento en el que las Ducatis llegan a la máxima velocidad, el cambio de posiciones no tarda en llegar. Una escena muy similar que habíamos visto previamente en Moto3 y que volvía a repetirse en MotoGP.

Apenas completadas las primeras vueltas, el dominio y la lucha por las posiciones de liderazgo se desarrollaba entre las yamahas y las ducatis, un mano a mano entre compañeros de equipo. Al mismo tiempo, un poco más atrás Marc Márquez iba a la caza del grupo delantero seguido de cerca por Andrea Iannone, que parecía mantener bien el ritmo. Quien parecía estar haciendo justicia, tras la sanción en la parrilla de salida, era Petrucci, quien no tardaba en llegar a las primeras posiciones delanteras. Mientras Lorenzo descendía por detrás de Márquez y de Bautista.

Dovizioso se impone con Ducati

Llegados al ecuador de la carrera, mientras se mantenían estáticas las posiciones ocupadas por los pilotos que iban en cabeza, Bautista no tardaba en adelantar a Márquez para rodar quinto, mientras que Zarco hacía lo mismo con referencia a Lorenzo. Y si el inicio nos recordaba a Moto3, a falta de diez vueltas para el final nos encontrábamos la misma escena que habíamos vivido momentos antes en Moto2.

Descolgados del resto, rodaba Dovizioso primero seguido por Viñales, Petrucci y Valentino Rossi. Con cinco ducatis rodando dentro de las diez primeras posiciones, aunque Mugello sea un circuito que se les da bien a las yamahas, no hay que olvidar que es la casa de las Ducati. Y tan sólo hicieron falta dos vueltas para que Petrucci pasase a ser el nuevo escolta de Dovizioso, dejando a sus espaldas a Viñales y a Rossi.

A pesar de los intentos de las yamahas por cazar a los misiles rojos, las Ducatis se escapaban peligrosamente, con un claro dominio. Especialmente el de la Desmosedici de Andrea Dovizioso que, con un temple digno de mención, se mantenía liderando la carrera a pesar de los problemas intestinales que le habían dejado bastante tocado.

En las últimas vueltas Maverick Viñales se saca un as de la manga y en plena recta, sí en la recta, el de Roses sobrepasa a la ducati de Petrucci para asegurar su segunda posición en el podio. A la par Marquez iba a la caza de Bautista, en un duo  que mano a mano se había descolgado del resto. Quien también se estaba quedando algo descolgado del grupo delantero era Rossi.

Una vuelta para el final

Todo apuntaba a la primera victoria de Andrea Dovizioso con Ducati en Mugello, prácticamente ya era suya la gloria pero, la sangre fría hay que mantenerla hasta el último paso por meta. Una última vuelta en la que Dani Pedrosa se iba al suelo llevándose con él a Cal Crutchlow, con quien ya había tenido un roce y que no reaccionó de la forma más “amable”.

Y Dovizioso cruzó la línea de meta. Entonces los tifosi se tiñeron de rojo, con el triplete de victorias de los pilotos italianos rodando en casa. No pudo ser Rossi el que subiese a lo más alto del podio finalizando en la cuarta posición, con lo que ya se cumple un año desde su última victoria.

Pero para quienes ha sido un fin de semana para olvidar ha sido para las Honda. Con Marc Marquez terminando en la misa posición en la que tomaba la salida, y la caída de Pedrosa junto con la de Crutchlow como daño colateral, recogen unos resultados bastante negativos para el fabricante del Ala dorada.

Tras los resultados de Mugello, Viñales continúa líder del mundial con 105 puntos y, con la victoria de hoy, Dovizioso se coloca segundo en la general con 79 puntos, tan sólo 4 más que Valentino Rossi. Mientras que Pedrosa, que tras el resultado de Francia estaba segundo, desciende hasta la quinta posición, por detrás de Márquez pero ambos con 68 puntos.

MotoGP Mugello 2017

Comparte y dale gas en: